Pensiones alimenticias en los casos de custodia compartida: hacia un modelo realista

Partilhe
  Pensiones alimenticias en los casos de custodia compartida: hacia un modelo realista.
 
   (artigo em espanhol)  
 

José Luis Sariego Morillo,

Abogado y Mediador Familiar

 

 

Hace unos 15 años se nos ocurrió comentar en unas jornadas de la AEAFA sobre que ante la variedad de criterios de los Juzgados de Familia, sería interesante que el CGPJ estableciera algún tipo de tablas orientadoras para el cálculo de la cuantía de las pensiones de alimentos a fijar en los procesos de separación y/o divorcio.

 

Como casi siempre se hace en nuestro país, buscamos ideas fuera que pueden ser mas o menos acertadas.

 

Entonces encontraron las mal llamadas tablas de California que fueron declaradas no legales (Ellman) desde 1989 por los Tribunales de California tiempo antes de que en España se produjera su publicación y aplicación por los tribunales.

 

Véanse por ejemplo las sentencias SAP Madrid de 25/1/2.005; 10/04/2005; 22/02/2005; 15/10/2004; 08/10/2004; 17/12/2004; 14/06/2004; 15/03/2005; 04/06/2004 por ejemplo, que aplican unas supuestas tablas de pensiones como si fuera algo legislado.

 

    Algunos profesionales más avezados, acudieron a las tablas de pensiones de Noruega, aunque como siempre que copiamos alguna cosa, si se copia sin tener en cuenta las diferencias sociales, legislativas, educativas, económicas y familiares, no suelen ser de mucha utilidad.

 

    Así con las leyes de mediación autonómicas ha pasado lo mismo, ya que la primera Ley española de mediación, que fue la de Cataluña, copió ideas de leyes extranjeras, pero dicha ley nació con muchas carencias, y más tarde, las demás comunidades autónomas decidieron que ellas podrían tener sus propias leyes, tomando como estructura principal la ley catalana. Ósea que nacieron con las mismas o peores carencias que aquella.

 

    Ahora, con la nueva ley nacional de mediación, se han unificado los criterios pero ha cometido el error de querer ser mejor que las autonómicas, y lo digo porque es la primera ley que existe en España, en donde se recoge el principio de igualdad de derechos de las partes en conflicto cuando acuden a la mediación. Sin embargo este requisito indispensable para que una mediación tenga alguna posibilidad de éxito en conflictos de familia, se ve truncada por leyes que establecen discriminación positiva a favor de un determinado sexo, por lo que el mecanismo de la mediación cuando hay un hombre y una mujer en conflicto no es posible.

 

    Y por ello me pregunto ¿cómo es posible la igualdad de derechos en un proceso de mediación, cuando una de las partes tiene los privilegios de las leyes que establecen discriminación positiva?

 

Igual ocurre con las pretendidas tablas de pensiones en las que se orientan fiscales y jueces en nuestro país a la hora de fijar las pensiones en procesos de separación y/o divorcio. 

 

Se establecen unas tablas orientadoras, partiendo de la base que sólo una de las partes (en el 87% de los casos las madres) van a percibir dichas pensiones, ya que se parte de la idea que la custodia compartida es arduo difícil obtenerla en nuestro país, pese a las leyes autonómicas en vigor que la permiten.

 

Basta comprobar los datos de las sentencias de primera instancia de los últimos años en Cataluña, Aragón o Valencia. Sigue siendo un hito que se obtenga una custodia compartida por partes de los niños cuyos padres se separan, en los procesos contenciosos.

 

Volviendo a las tablas orientativas que se usan en España, éstas están  muy lejos de los que se suele establecer por el propio estado valora el coste del sostenimiento de un hijo a una familia.

 

Así en plena época progresista, se consideraba que una pareja necesitaba tan sólo 2.500 euros de ayuda por nacimiento de un hijo, dinero que como cualquier padre o madre sabe, que gasta un recién nacido en el primer mes de su vida (cuna, carrito, ropa, pañales, silla coche, etc.)

 

Ósea, que el estado consideraba que con dicha ayuda, se iba a disparar la tasa de natalidad en nuestro país. Y la verdad es que la tasa ha seguido descendiendo y/o estancando perjudicando el signo positivo en la tasa del crecimiento vegetativo, como viene ocurriendo en los últimos veinte años en España, y sólo ha habido un ligero repunte en las familias inmigrantes.

 

Por otro lado, muchas familias han recibido en los años pre-crisis ayudas mensuales durante un tiempo para criar a sus hijos, siendo dicha cantidad distinta según en la comunidad autónoma donde se viviera.

 

Dichas ayudas iban desde los 100 a los 291 euros mensuales.

 

Independientemente de estas ayudas de carácter político y con claros fines electorales, existen datos oficiales que establecen cual es el coste del sostenimiento de un hijo en España.

 

  Así la encuesta continua de presupuestos familiares de los últimos años establecen que el sustento y sostenimiento económico de un niño en España es de tan sólo 187,78 euros al mes, en 2011, mientras que en 2007 eran 213,45 euros al mes.

 

    Otro ejemplo es el del estudio del Instituto de Política Familiar (IPF) que ha fijado fija en 455 euros mensuales el mínimo coste medio por hijo (2007).
    Según los datos de la CEACCU (2008), el coste anual medio del sostenimiento de un hijo es de 5.546 euros/año, siendo de 7.384 euros al año de media en el caso de menores entre 0 y 3 años.

 

En España para obtener ayudas de prestaciones sociales por hijo a cargo, pone como requisito previo que los ingresos brutos anuales no superen los 9.328 euros entre ambos cónyuges, por lo que el 90% de las familias en España no pueden obtener dicha prestación.

 

Así el propio gobierno español, según el Ministerio de Empleo y Seguridad Social establece unas prestaciones sociales económicas para ayuda a criar a un hijo según las siguientes tablas, y siempre y cuando no se superen el límite de ingresos brutos de en torno a los 11.000 euros al año.

 

 

FAMILIAS NO NUMEROSAS

HIJOS A CARGO (n)

LÍMITE MÍNIMO (Lm) Ingresos < = Lm (1)

ASIGNACIÓN ÍNTEGRA ANUAL (A)(1)

LÍMITE MÁXIMO (LM) Ingresos > Lm < LM (2)

ASIGNACIÓN ANUAL POR DIFERENCIAS (D) (3) (4)

NIVEL MÁXIMO INGRESOS (5)

1 11.490,43 291,00 11.781,43 11.781,43 -I>= 24,25 11.757,18
2 13.213,99 582,00 13.795,99 13.795,99 -I>= 48,50 13.747,49
3 14.937,55 873,00 15.810,55 15.810,55 -I>= 72,75 15.737,80
4 16.661,11 1.164,00 17.825,11 17.825,11 -I>= 97,00 17.728,11
5 18.384,67 1.455,00 19.839,67 19.839,67-I>= 121,25 19.718,42
6 20.108,23 1.746,00 21.854,23 21.854,23-I>= 145,50 21.708,73
7 21.831,79 2.037,00 23.868,79 23.868,79-I>= 169,75 23.699,04
8 23.555,35 2.328,00 25.883,35 25.883,35-I>= 194,00 25.689,35
9 25.278,91 2.619,00 27.897,91 27.897,91-I>= 218,25 27.679,66
10 27.002,47 2.910,00 29.912,47 29.912,47-I>= 242,50 29.669,97
n Lm  =
11.490,43+1.723,56
(n – 1)
A  = 291,00 n  LM  = Lm  + A  D = LM – I  siempre que D > = 24,25 euros/año/hijo Nivel máximo =
LM  –  (24,25 n )

Esto es, el propio gobierno a través del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, afirma y legisla que con 291 euros al año por hijo, es suficiente ayuda para criar a un hijo. El IPF, ya en 2008 pedía al gobierno que estas ayudas pasaran a ser de 100 euros al mes.

 

Si partimos de estas cantidades oficialmente establecidas por el gobierno central, ¿Por qué los Tribunales acuden a datos no constatados ni fijados legalmente, de unas supuestas tablas de california?

 

La incertidumbre que tiene cualquier ciudadano que se separa legalmente en España a la hora de saber a cuánto puede ser “condenado” a pagar por ser separado de su/s hijo/s es total, ya que no existe una regulación legal sobre ello.

 

Está claro entonces que hace falta una regulación legal y como estamos en tiempos que al parecer se va a regular de una forma mas sensata la custodia compartida que como se hizo en la reforma de 2005 del Código Civil, es el motivo de que escriba este artículo a fin de que nos pueda servir a los operadores jurídicos a acostumbrarnos a trabajar en esta nueva realidad de la custodia compartida.

 

Ya en un artículo anterior (Sariego 2010) donde apuntaba las variables con las que hay que trabajar, en mi opinión, a la hora de establecer y reorganizar de firma compartida la vida de una familia cuyos padres se separan o divorcian, entre ella la variable de cómo organizar la economía de dos hogares parentales.

 

Recordemos que existen cuatro variables fundamentales:

 

 

I. Reorganización de tiempos de atención y cuidado de los hijos por parte de ambos padres.

 

II. Reorganización de los recursos sociales y familiares.

 

III. Reorganización de la economía familiar para el sostenimiento de los dos hogares.

 

IV. Reorganización de todas las cuestiones medioambientales relacionadas con la familia en su conjunto y los hijos en particular.

 

En este artículo trataremos de establecer algunas ideas sobre la tercera variable, la económica, y en especial establecer unas tablas orientativas, que puedan servir de orientación a los operadores jurídicos y quienes se separan y tienen hijos a su cargo, para ayudarles a reorganizar la economía familiar.

 

En principio debemos de partir de la idea siguiente: ambos progenitores están obligados por ley a compartir el cuidado y atención de los hijos a su cargo, según establece el art. 68 del Código Civil reformado en 2005.

 

Compartir el cuidado en todos los órdenes, incluyendo el económico por supuesto. Pero compartir no significa necesariamente que ambos progenitores deban ser tratados de igual forma a la hora de establecer cuál es la cantidad con la que cada uno debe contribuir a los alimentos de los hijos tras la separación o el divorcio.

 

Así, es fundamental establecer una fórmula adecuada y sencilla para obtener un resultado comprensible, y no como hace el Código de Familia de California, cuando en su artículo 4.055 nos dicen que:

 

“La directriz estatal uniforme para determinar la pensión de alimentos (de apoyo) para el sostenimiento de un niño en el estado de california es el resultado de hacer el siguiente cálculo:

 

CS = K [HN – (% H) (TN)]
    CS = importe de la pensión.

K = importe total de la pensión por ambos padres.

HN = total rentas disponibles de ambos progenitores en cálculo mensual.

% H = porcentaje de tiempo del progenitor que tiene más tiempo al niño.

(En los casos en que los padres tienen tiempos compartidos, % H es igual a la media de los porcentajes de convivencia que pasa con ambos progenitores)

TN = total de ingresos netos mensuales disponibles del conjunto de la familia.

 

Los índices correctores por número de hijos es el siguiente:

 

 

  2 children                     1.6

  3 children                     2

  4 children                     2.3

  5 children                     2.5

  6 children                     2.625

  7 children                     2.75

  8 children                     2.813

  9 children                     2.844

  10 children                    2.86

 

         O como hacen otros países como Canadá en donde se establecen unas tablas fijas interminables, donde se llegan a dar hasta mas de veinte variables para calcular las pensiones a fijar en el proceso de divorcio. (Véanse las Tablas Federales de Manutención de Canadá en vigor desde el 31 de diciembre de 2011, simplificadas – Federal Child Support Amounts: Simplified Tables 2011).

 

 A modo de ejemplo reproducimos a continuación una muestra de una de estas tablas, que no dejan de ser complejas.

 

Federal Child Support Amounts: Simplified Tables

Montants fédéraux de pensions alimentaires pour enfants: Tables simplifiées

Income/ Income/ Income/ Income/ Revenu Revenu Revenu Revenu

              1    2    3     4                1    2     3     4                 1     2     3     4               1      2     3     4

10820     0    0     0     0 16200 148 245 264 282 21600 187 342 465 513 27000 222 402 552 674

10900     4    4     4     5 16300 149 249 267 286 21700 187 344 467 517 27100 223 403 553 676

11000   47  51   55   59 16400 150 252 271 290 21800 188 345 469 522 27200 223 404 555 677

11100   51  55   60   64 16500 152 256 275 294 21900 189 346 471 526 27300 224 405 556 679

11200   55  60   65   69 16600 153 259 279 298 22000 189 347 473 530 27400 225 406 557 681

11300   59  64   69   74 16700 154 263 282 302 22100 190 348 475 534 27500 225 407 559 682

11400   63  69   74   79 16800 155 266 286 306 22200 190 350 476 539 27600 226 408 560 684

11500   67  73   79   84 16900 157 270 290 310 22300 191 351 478 543 27700 227 408 561 686

11600   71  77   84   90 17000 158 273 294 315 22400 192 352 480 547 27800 228 409 563 687

11700   76  82   89   95 17100 158 275 298 319 22500 192 353 481 552 27900 228 410 564 689

11800   80  86   93 100 17200 159 278 302 323 22600 193 355 483 556 28000 229 411 565 691

11900   84  90   98 105 17300 159 280 305 327 22700 194 356 485 561 28100 230 412 566 693

12000   88  95 103 110 17400 160 283 309 331 22800 194 357 486 565 28200 230 413 568 694

12100   91  99 107 114 17500 160 285 313 335 22900 195 359 488 569 28300 231 415 569 696

12200   95 102 111 118 17600 161 288 317 339 23000 196 360 490 574 28400 232 416 570 698

12300   98 106 115 123 17700 161 290 321 343 23100 197 361 492 578 28500 232 417 572 699

12400 101 110 119 127 17800 162 292 325 347 23200 197 362 494 583 28600 233 418 573 701

12500 105 113 123 131 17900 162 295 328 351 23300 198 364 495 587 28700 234 419 574 703

12600 108 117 127 135 18000 162 297 332 355 23400 199 365 497 592 28800 234 421 576 704

12700 111 121 131 140 18100 163 298 336 359 23500 199 366 499 596 28900 235 422 577 706

12800 115 124 135 144 18200 163 299 340 364 23600 200 367 501 600 29000 235 423 578 708

12900 118 128 139 148 18300 164 301 344 368 23700 201 369 502 605 29100 236 424 579 710

13000 121 132 142 152 18400 165 302 348 372 23800 201 370 504 609 29200 236 426 581 712

13100 123 136 146 156 18500 165 303 353 377 23900 202 371 506 613 29300 237 427 582 713

13200 124 139 150 160 18600 166 304 357 381 24000 203 372 508 618 29400 237 428 583 715

13300 126 143 153 164 18700 167 305 361 385 24100 204 373 510 620 29500 238 429 585 717

13400 127 147 157 168 18800 167 307 365 390 24200 204 375 511 622 29600 239 431 586 719

13500 129 150 161 173 18900 168 308 369 394 24300 205 376 513 624 29700 239 432 587 720

13600 130 154 165 177 19000 169 309 373 399 24400 206 377 515 626 29800 240 433 589 722

13700 132 157 169 181 19100 170 310 377 403 24500 206 378 517 629 29900 240 434 590 724

13800 133 161 173 185 19200 170 312 381 408 24600 207 380 518 631 30000 241 436 591 726

13900 135 165 176 189 19300 171 313 385 412 24700 208 381 520 633 30100 242 437 593 728

14000 137 168 180 193 19400 172 314 389 417 24800 209 382 522 635 30200 242 438 594 729

14100 137 172 184 197 19500 173 315 393 421 24900 209 383 524 637 30300 243 440 596 731

14200 138 175 188 201 19600 173 317 397 425 25000 210 385 525 639 30400 244 441 598 733

14300 138 179 192 205 19700 174 318 401 430 25100 211 386 526 641 30500 244 442 600 735

14400 139 182 195 209 19800 175 319 405 434 25200 211 387 528 643 30600 245 443 601 736

14500 139 186 199 213 19900 175 320 409 438 25300 212 388 529 644 30700 246 445 603 738

14600 139 189 203 217 20000 176 322 413 443 25400 212 389 531 646 30800 246 446 605 740

14700 140 193 207 221 20100 177 323 417 447 25500 213 390 532 648 30900 247 447 607 742

14800 140 196 211 226 20200 177 325 421 452 25600 214 391 534 650 31000 248 448 608 743

14900 141 200 215 230 20300 178 326 425 456 25700 214 391 535 652 31100 249 449 610 745

15000 141 203 219 234 20400 179 327 429 461 25800 215 392 536 653 31200 249 450 611 746

15100 141 206 223 238 20500 180 328 433 465 25900 215 393 538 655 31300 250 452 613 748

15200 142 210 226 242 20600 180 330 437 469 26000 216 394 539 657 31400 250 453 615 750

15300 142 213 230 246 20700 181 331 441 474 26100 217 395 540 659 31500 251 454 616 752

15400 143 217 234 250 20800 182 332 445 478 26200 217 396 542 660 31600 252 455 618 753

15500 143 220 238 254 20900 182 334 450 483 26300 218 396 543 662 31700 252 457 619 755

15600 143 224 241 258 21000 183 335 454 487 26400 219 397 544 664 31800 253 458 621 757

15700 144 227 245 262 21100 184 336 456 491 26500 219 398 546 665 31900 253 459 623 759

15800 144 231 249 266 21200 184 337 458 496 26600 220 399 547 667 32000 254 460 624 760

15900 145 234 253 270 21300 185 339 460 500 26700 221 400 548 669 32100 255 461 626 762

16000 145 238 256 274 21400 186 340 462 504 26800 221 401 550 670 32200 255 462 627 764

16100 146 242 260 278 21500 186 341 463 509 26900 222 401 551 672 32300 256 464 629 766

 

 

En estas tablas de Canadá, la complejidad se encuentra en que según la Provincia en la que se va se aplicará una tabla distinta y existen otras tablas complementarias con distintas variables.

 

En todo caso, hemos puesto un modelo “simplificado” federal que se suele usar para el cálculo de las pensiones de alimentos, y lo que nos llama la atención es que a diferencia de España, cuando un progenitor no obtiene ingresos, no se establece pensión alguna, sin embargo en España cuando un progenitor no obtiene ingreso se le impone una pensión imposible de pagar. Algo incomprensible.

 

Asimismo se tiene en cuenta el nivel de ingresos netos por tramos y nos sale que, por ejemplo, en España un progenitor que obtenga unos 16.000 euros al año de ingresos netos, deberá pagar por un hijo 146 euros y por dos hijos 242. Ello si tenemos en cuenta que a finales de 2012 el dólar canadiense estaba casi a la par que el euro (1 euro = 1,2 DC).

 

Como vemos en Canadá se aplica de forma más sensata este tipo de tablas que en España, ya que en España es totalmente desproporcionada la situación.

 

En España está muy arraigada la siguiente tabla que se publica en todos los medios jurídicos y no jurídicos, e incluso las audiencias como las de Madrid y Alicante suelen utilizar para sus cálculos

 

Tabla estadística de pensiones alimenticias cuando un solo progenitor obtiene ingresos.

 

Ingresos

1 Hijo

2 Hijos

3 Hijos

4 Hijos

800

181,6

263,3

299,6

350,5

875

198,6

288,0

327,7

383,3

950

215,7

312,7

355,8

416,2

1025

232,7

337,4

383,9

449,1

1100

249,7

362,1

412,0

481,9

1175

266,7

386,8

440,1

514,8

1250

283,8

411,4

468,2

547,6

1325

300,8

436,1

496,3

580,5

1400

317,8

460,8

524,4

613,4

1475

334,8

485,5

552,5

646,2

1550

351,9

510,2

580,6

679,1

1625

368,9

534,9

608,6

711,9

1700

385,9

559,6

636,7

744,8

1775

402,9

584,2

664,8

777,6

1850

420,0

608,9

692,9

810,5

1925

437,0

633,6

721,0

843,4

2000

454,0

658,3

749,1

876,2

2075

471,0

683,0

777,2

909,1

2150

488,1

707,7

805,3

941,9

2225

505,1

732,4

833,4

974,8

2300

522,1

757,0

861,5

1007,7

2375

539,1

781,7

889,6

1040,5

2450

556,2

806,4

917,6

1073,4

2525

573,2

831,1

945,7

1106,2

2600

590,2

855,6

973,8

1139,1

2675

607,2

880,5

1001,9

1171,9

2750

624,3

905,2

1030,0

1204,8

2825

641,3

929,8

1058,1

1237,7

2900

658,3

954,5

1086,2

1270,5

2975

675,3

979,2

1114,3

1303,4

3050

692,4

1003,9

1142,4

1336,2

3125

709,4

1028,6

1107,5

1369,1

3200

726,4

1053,3

1198,6

1402,0

3275

743,4

1078,0

1226,7

1434,8

3350

760,5

1102,7

1254,7

1467,7

3425

777,5

1127,3

1282,8

1500,5

            Nosotros hemos elaborado un sistema desde hace tiempo que es una fórmula mucho más sencilla que la del Estado de California y las tablas noruegas o canadienses, las cuales no tienen en cuenta la adaptación de la pensión o pensiones a la situación económica de los progenitores en cada momento y, solemos usarlas en los procesos de mediación de separación y/o divorcio.

         Así decimos que, hay que partir de la base de establecer el monto total de los ingresos netos de ambos progenitores en cada momento, y hallar el porcentaje con el que cada uno ha contribuido al bienestar y sostenimiento de la familia.

 

         Supongamos que en una familia ambos progenitores obtienen  ingresos:

 

         Progenitor A: 1800 euros/mes x 12 pagas.

         Progenitor B: 1300 euros/mes x 14 pagas

 

         En este caso, el monto total y de media mensual es de:

 

 

 

sueldo

pagas

totales

progenitor a

1.800,00 €

12

21.600,00 €

progenitor b

1.300,00 €

14

18.200,00 €

total ingresos de familia    

39.800,00 €

Por tanto el porcentaje que cada progenitor aporta a la economía familiar es fácil de calcular:

 

 

progenitor a    

54,27%

progenitor b    

45,73%

 

           El siguiente paso que hay que calcular es el coste que representa para cada progenitor el sostenimiento del hogar que ofrece a sus hijos para cuando residan con él.

 

 

  progenitor a progenitor b
Hipoteca

300

300

Alquiler

500

0

Suministros

200

200

Comida

350

350

Aseo

100

100

Transporte

100

100

Seguros

60

60

Farmacia

30

30

Letras

100

100

Imprevistos

150

150

 

1890

1390

        

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  Con éste cuadro podemos comprobar que ambos progenitores deberían hacer economías, para poder llegar a fin de mes, sobre todo teniendo en cuenta que hay que seguir pagando la hipoteca de la casa que fue familiar a medias y además hay que arrendar otra para que los niños vivan con el progenitor que sale del domicilio familiar.

 

  Por ello, en otros países no ocurre como en el nuestro, sino que los bienes del matrimonio se liquidan a la vez que el divorcio, ya que no es lógico que se obligue por ley a dos personas a seguir perteneciendo a una sociedad sea post-ganancial o en proindiviso, tras una separación y/o  divorcio.

 

  España es el único país del mundo donde se obliga a dos personas a seguir “casadas” económicamente ya que, la liquidación de los bienes es libre, pero no se suele hacer hasta que los hijos abandonan el domicilio familiar.

 

  En este caso, si ambos pudieran lograr un acuerdo de venta o dación en pago de un progenitor al otro, con la posibilidad de capitalización de las pensiones que pudieran establecerse como pago en especie como se hace en otros países,  se podrían liquidar los bienes de forma más razonable.

 

  Así en la mayoría de los convenios en los que hemos participado, la mejor solución la hemos encontrado valorando el derecho de uso como parte de las pensiones de alimentos, que no debemos olvidar incluyen la vivienda.

 

  Los jueces en España suelen poner en sus resoluciones a la hora de establecer las pensiones dos pensiones o más a la vez, pero sólo cuantifican una de ellas. Las otras son que el progenitor que se queda en la calle, debe seguir pagando la hipoteca de la casa de la que sale, o por ejemplo seguir pagando las letras del coche o los muebles que dejará de usar, ya que se los queda el otro progenitor.

 

  Siempre planteo la cuestión en los tribunales pero ningún fiscal hasta ahora ha aceptado esta tesis: ponen por ejemplo 350 euros de pensión de alimentos pero no se valora la cesión del uso de la vivienda al que es despojado de ella como pensión. A veces, teniendo en cuenta los precios que tienen los alquileres en España, quien abandona la vivienda debe pagar al final en cálculo aritmético mas de 75% de sus ingresos (en metálico y especie) para el supuesto sostenimiento de un solo hijo.

 

  Si calculamos el coste del perjuicio económico que representa perder hoy una vivienda, que en caso de los desahucios, los jueces que parecen tan sensibilizados ahora, y le añadimos además el coste de la pensión en metálico que se suele establecer, es una autentica barbaridad.

 

  Afortunadamente, hoy día la sociedad, la clase política e incluso los operadores jurídicos consideran una barbaridad que un banco te quite la casa y encima se tengas que seguir pagando por una deuda de la hipoteca acumulada.

 

  Pues esto mismo ha estado ocurriendo desde la ley de 1981 con aquellos progenitores que tras un divorcio debían abandonar su casa, y nadie, ni siquiera hoy se ha espantado de dicha barbaridad.

 

  Por ello, la custodia compartida o corresponsabilidad parental ofrece no sólo una buena y satisfactoria solución al conflicto del reparto del cuidado de los hijos, ya que las madres se quejan de que se las considere las únicas cuidadoras, renunciando a sus propios proyectos vitales, y los padres se quejan de que se convierten en meros visitadores y de la pérdida emocional que representa la crianza de los hijos, y como decimos la custodia compartida además de todo ello y muchos mas beneficios en todos los órdenes de la vida, ayuda a las familias que deben reorganizarse tras la separación de la pareja a reorganizar su estructura económica, aprovechando las sinergias positivas del reparto equilibrado.

 

  Así, tenemos que la custodia compartida evita muchos conflictos que la actual ley del divorcio (ni las leyes autonómicas) resuelven:

 

  1º.- Ejercicio efectivo compartido y real de la patria potestad.

  2º.- Conflictos derivados de toma de decisiones cotidianas.

  3º.- Liquidación de bienes y deudas de la pareja.

  4º.- Garantía del sostenimiento de la familia en su conjunto.

  5º.- la C. Compartida favorece el diálogo de la pareja y no a la inversa.

  Y un largo etcétera …

 

  Llegando a este punto, proponemos como solución a esta forma de calcular la pensión, sobre todo teniendo en cuenta que todo Juzgado tiene acceso al punto neutro de la AEAT para tener toda la información económica de la familia, como digo, proponemos la siguiente fórmula:

 

En custodia monoparental o exclusiva:

 

Ingresos netos A – Gastos hogar A = neto para cálculo pensión (x)

Ingresos netos B – Gastos hogar B = neto para cálculo pensión (y)

 

Porcentaje de horas sobre 360 de A = k

Porcentaje de horas sobre 360 de B = p

 

Pensión que paga el progenitor A = k % de x

Pensión que paga el progenitor B = p % de y

 

Total pensión hijos = (k % de x) + (p % de y)

 

Se calcula el coste del sostenimiento que cada hogar representa para cada progenitor. Se calcula el neto que queda para vivir a cada progenitor.

 

Del total de horas que tiene un mes tipo de 30 días, se calcula el porcentaje de tiempos mensuales que pasan los niños con cada progenitor (quitándole las horas de sueño y colegio), que dan 360 horas al mes en total.

 

Del neto que le queda a cada progenitor se aplica el porcentaje del tiempo resultante de cuidado y atención de cada progenitor.

 

Los gastos específicos de los hijos se reparten en proporción al resto del neto que le queda a cada progenitor.

 

Ésta fórmula sirve tanto para los casos en que ambos progenitores tienen ingresos, como cuando uno de ellos no los tiene.

 

En los casos de custodia compartida el cálculo es mucho más fácil: Se aplica la misma fórmula, con la ventaja que se aplica a los casos en los que el reparto de tiempos es igualitario.

 

No obstante en nuestro despacho, hemos elaborado, a raíz de la experiencia adquirida a lo largo de los años en mediación, la siguiente tabla:

 

 

  ingresos padre contribución del padre en custodia monoparental según ingresos  
 

0

400

600

800

1000

1200

1500

1800

2100

mas de 2500

 
1

0

60

90

120

150

180

225

270

315

375

 
2

0

96

144

192

240

288

360

432

504

600

 
3

0

120

180

240

300

360

450

540

630

750

 

 

 

  ingresos madre              
 

0

400

600

800

1000

1200

1500

1800

2100

mas de 2500

1

0

60

90

120

150

180

225

270

315

375

2

0

96

144

192

240

288

360

432

504

600

3

0

120

180

240

300

360

450

540

630

750

 

1 = 1 hijo el 15%                   2 = 2 hijos el 12%              3 = 3 hijos el 10%

 

  Con este tipo de tablas nunca hemos tenido ejecución alguna ni incumplimiento salvo casos graves de desempleo y pérdida de prestación por desempleo, tan usual en estos tiempos.

 

  Así con esta tabla tenemos el siguiente ejemplo en caso de que ambos progenitores obtengan ingresos:

 

 

ejemplo con dos hijos

madre sueldo 850 euros

204

padre sueldo 1760 euros

422,4

pensión niños

626,4

 

 

 

   
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  En los casos de que sólo uno obtenga ingresos y el otro sea ama/o de casa el ejemplo sería el siguiente teniendo en cuenta que habrá que calcular la pensión del art. 97 del Código Civil.

 

 

ejemplo con dos hijos

madre ama de casa

0

padre sueldo 1650 euros

396

pensión niños

396

 

Veamos ahora la tabla elaborada para los casos de custodia compartida que es el motivo de este artículo:

 

 

 

contribución padre en custodia compartida según ingresos

 

0

400

600

800

1000

1200

1500

1800

2100

más de 2500

1

0

32

48

64

80

96

120

144

168

200

2

0

48

72

96

120

144

180

216

252

300

3

0

60

90

120

150

180

225

270

315

375

 

 

     

contribución de la madre en custodia compartida según ingresos

 

0

400

600

800

1000

1200

1500

1800

2100

mas 2500

1

0

32

48

64

80

96

120

144

168

200

2

0

48

72

96

120

144

180

216

252

300

3

0

60

90

120

150

180

225

270

315

375

 

1 = 1 hijo el 8%                   2 = 2 hijos el 6%              3 = 3 hijos el 5%

 

Con esta tabla se parte de la idea que ambos progenitores van a compartir los tiempos, tareas y espacios de cuidado y atención a los hijos comunes de forma muy equilibrada (por semanas alternas por ejemplo). 

 

  Así, a modo de ejemplo, usamos los anteriores con resultados muy distintos, ya que la cooperación y colaboración facilitada por la custodia compartida, demuestra que las familias ahorran mas. Veámoslo:

 

 

ejemplo con dos hijos

madre sueldo 850 euros

102

padre sueldo 1760 euros

211,2

pensión niños

313,2

 

 

  En el caso de que uno de los progenitores no tenga ingresos y no trabaje fuera de casa, el caso sería el siguiente, teniendo en cuenta que deberemos de calcular la pensión compensatoria:

 

 

ejemplo con dos hijos

p/madre ama de casa

0

padre sueldo 1650 euros

198

pensión niños

198

 

 

Una vez terminada la explicación de estas tablas y su trascripción para orientación a los operadores jurídicos y para las personas que se ven involucradas en procesos de familia de separación y/o divorcio con hijos, quiero terminar este artículo con las tablas orientativas de pensiones compensatorias temporales, ya que en nuestro país siguen existiendo muchas mujeres que deciden ser amas de casa, o para aquellos casos en los que existen grandes diferencias entre los ingresos de uno y otro progenitor.

 

Las tablas tendrían en cuenta los años de convivencia y la edad que tiene quién percibe la pensión. La columna vertical son los ingresos del progenitor 1 y la horizontal la del 2.

 

Veamos las tablas de pensiones compensatorias temporales teniendo en cuenta que la columna vertical recoge los ingresos del progenitor 1 y la horizontal los del progenitor 2.

 

 

ingreso p.1

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

i.p. 2

0

400

600

800

1000

1200

1500

1800

2100

más de 2500

0

0

120

180

240

300

360

450

540

630

750

400

120

0

144

192

240

288

360

432

504

600

600

180

144

0

136

170

204

255

306

357

425

800

240

192

136

0

130

156

195

234

273

325

1000

300

240

170

130

0

120

150

180

210

250

1200

360

288

204

156

120

0

120

144

168

200

1500

450

360

255

195

150

120

0

108

126

150

1800

540

432

306

234

180

144

108

0

105

125

2100

630

504

357

273

210

168

126

105

0

100

mas 2500

750

600

425

325

250

200

150

125

100

0

 

Como quiera que hay que tener en cuenta los años de convivencia, elaboramos hace unos años esta tabla:

 

 

años conv.

2

4

6

8

10

12

15

18

21

25 o mas

meses pens.

3

6

9

12

24

30

36

42

45

50

 

En estos casos, si una de las partes ha sido ama/o de casa y no tiene posibilidades de trabajar, el numero de meses lo multiplicamos por tres.

 

Asimismo, las bases de actualización de todas las pensiones se hacen en función de la variación (incremento o detrimento) de los ingresos de uno y otro cada comienzo de año. Así hemos evitado muchos pleitos de modificación de medidas en los casos mediados, con motivo de la crisis.

 

Veamos dos ejemplos de pensiones compensatorias, uno donde ambos obtienen ingresos dispares y otro en el que uno de ellos no obtiene ingresos:

 

 

ejemplo

ing. Madre

950

   
ing. Padre

1850

pensión

240,5

 

 

 

 

 

 

ejemplo

ing. Madre

0

   
ing. Padre

1850

pensión

555

 

 

 

 

 

En ambos casos, se aplican unos índices correctores en caso de custodia compartida, aplicando una rebaja del 25% en la pensión compensatoria resultante.

 

Creemos que este artículo puede servir de ayuda no sólo a los operadores jurídicos sino a todas las personas que deban afrontar un proceso de separación y/o divorcio en los próximos años, sobre todo ahora que la economía se encuentra en esta fase tan precaria para muchas familias, y cuando los datos que poseemos de nuestra experiencia nos dicen que la crisis económica está influyendo, más de lo que se dice, en los conflictos familiares que terminan en los Juzgados de Familia.

 

 

 

 

 

Fuentes y bibliografía:

 

Ministerio de Empleo y Seguridad Social (2013).

Gobierno Federal de Canadá (2013)

Gobierno de California (2013)

Instituto de Economía Familiar (2007)

CEACCU (2007)

Ellman, J. (1989) «The Theory of AIlmony», California Law Review, 11

EPA y EPPFF 2008

MARFIL GÓMEZ, JORGE A., (2000) Hacia un planteamiento racional de la pensión compensatoria: La tabulación, Revista de Derecho de familia, núm. 6 del año 2000.

 

in http://www.lexfamily.es/revista.php?codigo=1084

A ASSOCIAÇÃO PORTUGUESA PELA IGUALDADE PARENTAL E DIREITOS DOS FILHOS tem por fim as actividades de carácter cívico, cultural, formativo e informativo, no âmbito da protecção e fomento da igualdade parental, nos seus diferentes níveis de intervenção – legislativo, jurídico, psicológico, mobilização da opinião pública, entre outros -, relativamente aos direitos dos filhos (crianças e adolescentes) cujos pais se encontrem separados ou divorciados.